Si deseas hacerme algún comentario, propuesta, sugerencia, o simplemente quieres cruzar unas palabras conmigo, no dudes en escribirme a elfinaldetodoslosinviernos@live.com

Redes Sociales

sábado, 5 de enero de 2013

El flujo kármico

Hemos esperado con paciencia, siempre con la vista clavada en el horizonte, reconociendo en cada señal el momento adecuado, la hora exacta para blandir nuestras espadas o para avanzar en silencio, como sombras en la noche, lejos de las llamas de Dios.
El tiempo ha pasado sin erosionar nuestra voluntad, pero ha sido el suficiente, ha llegado la hora escrita; desposados con Shaktí, ella habla a través de nuestras palabras.
Viajamos a través del universo, alumbrando con la luz de la esperanza las negras montañas de lo desconocido, hablando a quienes señalan al Norte cuando viajan al Sur. Nuestro rumbo se mantiene inquebrantable, fuerte roca contra la voz de la Tiempo.
Uno solo jamás logró pisar el arco-iris, jamás conquistó Troya; Avalón se mantendría lejos de la costa y la luna nunca nos hubiera revelado su cara oscura de no ser por el sueño de quienes ahora se levantan junto a este frío amanecer. De todos es el Poder.
Nace más allá del Empíreo, y, a través de los siete cielos y de la Tierra, descendiendo hasta el abismo del Infierno, fluye con la energía del pasado el río eterno del que beben nuestras vidas. Cosechamos el trigo que crece en los campos que besa, trabajamos con el corazón en los puños, contemplando el reflejo que nos regala su aguas cristalinas, sin perder la fe en nuestras miradas.
Habrá siempre una estrella sonriente allá donde pisemos, la marca de mil noches en vela, de mil lágrimas desperdiciadas junto a los lagos de hielos perpetuos, de silencios en la noche, de días sin sol; pero siempre habrá un despertar para todo soñador.
Así que no nos olvides, pues estar contigo es la primavera en nuestra sangre, la raíz que nos alimenta, el continuo fluir… pero caminar sin ti, mirar al frente y no verte, es volver a dormir.




No hay comentarios:

Publicar un comentario