Si deseas hacerme algún comentario, propuesta, sugerencia, o simplemente quieres cruzar unas palabras conmigo, no dudes en escribirme a elfinaldetodoslosinviernos@live.com

Redes Sociales

lunes, 17 de diciembre de 2012

En el espejo



Observo insistente en las entrañas de este espejo que, con fantasmal aliento, me devuelve la imagen del hambre insaciable de unos ojos inquisidores, crueles, que desvarían entre incesantes pensamientos donde las lágrimas son aplastadas por la noche.
Entre mis manos descansa el puñal y el sueño eterno, un dibujo grabado en la piel blanca y radiante de la nieve, de una mirada pura cuya esencia retengo en mi sonrisa.
Busco la guía que me conduzca al descanso que merece mi mirada, hastiada ya de la luz, de la mediocridad, del ruido y la misericordia de los poderosos. En este espejo que esconde una nana robada a la madre de todos los males, mi reflejo es diferente cada noche, cada segundo que permanezco inmóvil frente a él. Yo soy el filo de la guadaña.
Ella vino a mí segura de mi silencio, como una llama ingenua frente a un mar que espera en calma el momento de la tormenta. Su seguridad provocó el malestar de los dioses, y mi puñal aplacó su ira, acallando su belleza detrás de un silencio rojo, espeso.
Mis enemigos escucharon rumores y miraron sus espejos, pero mi visita quebró sus esperanzas, lanzándolas hechas añicos al abismo de la desesperación. Nadie puede salvar ya a la Inocencia, pues conozco el secreto de los mediocres: Ninguno de ellos mira más allá de la plata; sólo ven el reflejo.
Así pues, espejo mío, guarda en tu memoria esta noche estrellada de vientos fríos que transportan el olor a sangre, pues es en horas como esta es cuando los lobos que guardan mi ataúd duermen tranquilos.


No hay comentarios:

Publicar un comentario