Si deseas hacerme algún comentario, propuesta, sugerencia, o simplemente quieres cruzar unas palabras conmigo, no dudes en escribirme a elfinaldetodoslosinviernos@live.com

Redes Sociales

sábado, 24 de noviembre de 2012

La voz del Cielo y del Infierno

Hay noches que simplemente duerme. Hay noches que las horas le persiguen fustigadas por el insomnio. Hay noches que olvida, y otras que se repiten con desgana. Hay otras noches que le hablan; a otras les habla él. Hay algunas noches que sueña. Incluso hay noches que está junto a su amada... pero es entonces cuando despierta el sol.
Hay noches que pasea junto a ella, y todo es maravilloso. Pero las hay que camina solo, y la melancolía supura por todos los poros de su piel. El recuerdo de una mirada le turba, le hace volverse cuando sopla el viento y remueve la hojarasca.
La dama de negro observa. La sangre resbala por las piedras. Las runas callan, piensan, estudian qué decir al viajero.
El frío del invierno asoma por la ventana y le arropa. Esta noche tampoco dormirá. Es de esas en las que la luna espera al otro lado de las montañas; tímida aguarda a su amante.
En sus labios aún queda el sabor del licor espeso y ardiente; la voz del Cielo.
Hay noches que vuelan los cuervos, noches en las que se posan en su ventana cuando el viento mira a otro lado. Sus palabras irreales cambian de argumentos cada minuto que se escurre entre las ramas del árbol moribundo. Cantan canciones sobre imágenes del pasado, cuando las mentiras le dejaban dormir en paz.
Pero ahora que está despierto llora sin saber cuándo lo dejará de hacer.
Que todo se detenga cuando él intenta dormir, que nadie pronuncie palabra alguna ni contemple la ira de su corazón. Que callen las madres y los niños, que ardan en la desesperación.
Si él no puede conciliar el sueño, que nadie más tenga ese honor, pues sabed, oyentes ingratos, que de la vida y la muerte, el sueño y las mentiras, sus amigos son.


No hay comentarios:

Publicar un comentario