Si deseas hacerme algún comentario, propuesta, sugerencia, o simplemente quieres cruzar unas palabras conmigo, no dudes en escribirme a elfinaldetodoslosinviernos@live.com

Redes Sociales

martes, 27 de noviembre de 2012

El sueño de Prometeo

Camino descalzo sobre el rastro de un fuego que ya se apagó, un fuego que ahora brilla allá en lo alto. Guardo silencio, intentando escuchar su brillo eterno, quemando mis ojos en busca de la sonrisa que me fue negada aquella noche.
Mis palabras se tiñeron de sangre en las calles de la negación, lamentando que mis manos se aliaran con la debilidad de mi ser y dejaran cerrarse las puertas de la redención.
La niebla que esconde mi amor, mítica Avalón sumergida en mi memoria de negras aguas, insufla temor a mi convicción, volviendo temerario y salvaje a este corazón de hierro que desbocado se enfrentó a Dioses y Titanes, que esgrimió la Espada de la Ignorancia sin entender que la vida no es un sueño eterno.
El regalo de la muerte nunca tuvo un lazo rojo, pues las heridas que recuerda mi cuerpo son blancas y frías, profundas como el abismo, eternas como una vida sin sol. Así que rogué ver la verdad, sacudiéndome la paz del sueño y el abandono, gritando y blasfemando, sacudiendo las cadenas del olvido. Pero nadie me escuchó... nadie recuerda a una estrella cuando está apagada.
En este camino de extinta llama, en este sendero de olvido y soledad, devorado por el recuerdo de todo lo que no fui, sólo a ti escucho en mi cabeza, porque tu muerte predijo la mía.
Ahora que nadie espera en casa, ahora que las montañas se han quedado sin flores, un cuervo picotea la tierra de mi tumba... mientras observo tu reino lejos de mi corazón.



4 comentarios:

  1. Respuestas
    1. A veces, con mirar por la ventana las musas ya salen a mi encuentro.
      Gracias por el comentario.

      Eliminar
  2. HERMOSO, ME LLEVO UNA PARTE PARA MI BIOGRAFÍA EN FACE, CON TU FIRMA POR SUPUESTO, lo bueno hay que darlo a conocer ! gracias

    ResponderEliminar